En el día de ayer el equipo de 2plega2 se enfrentó al gran puerto de primera categoría de La Vuelta Ciclista a España, La Covatilla. 2000 metros de ascenso para coronar el puerto. Fue duro. Desde Béjar todo fue subida, llegamos al bonito pueblo de Candelario. Subiendo, subiendo y subiendo. Comenzó a hacer algo de frío a medida que nos aproximábamos al acceso de La Covatilla.

Nada más comenzar, Salvador Garrido, junto con su handbike tuvieron que parar debido a que la tracción delantera de su bicicleta no aguantaba tanto desnivel. Desde ahí dos horas de sufrimiento le quedaban a Juan a Pedro en sus pequeñas bicicletas de tres velocidades. Sus bicis iban cargadas con remolques y alforjas tirando de su equipaje.

A medida que ascendíamos los paisajes iban siendo más espectaculares. Nuestro compañero de viaje Román, al que conocimos durante el camino a Plasencia, fue haciendo fotos de la subida y ya casi en la cima recibimos la visita y los ánimos de Pablo, un seguidor de la página con un familiar afectado por fibrosis quística con el que habíamos hablado varias veces y que por fin conocimos ayer.

Ayer subimos el primer puerto de montaña de La Vuelta de los muchos que nos quedan en este reto de 6000km por España. La subida nos hizo sentir más que nunca el paralelismo entre nuestro esfuerzo, extremo en este caso, y el sufrimiento de los que sufren la fibrosis quística día tras día.

Foto Román Benavent

 

Comentarios